Railay con niños

Railay con niños

0

Recuperados del cansancio, nos levantamos y desayunamos en el Hotel. Nos preparamos para un día de playa y recuperación. Toca playa🌊🌞🌴. Nos vamos a disfrutar la zona de Railay con niños.

No te dejes engañar el sol en Tailandia es muy dañino. Protégete bien y a los niños constantemente. Llévate de casa una protección adecuada para los más pequeños. Nosotros llevamos una de Isdin pediatrics en spray trasparente 50+ en spray, más que nada es por su fácil aplicación. Además es resistente al agua y a la fricción. La crema protectora debe ser aplicada  de manera muy frecuente. Beber líquido es importantísimo.

En Krabi encuentras distintas actividades para realizar con niños en tierra; excursiones, escalada, piscifactorias, elefantes,…Pero lo que de verdad se suele hacer es descubrir la zona de playas y el mar. Los paisajes son espectaculares. No puedes irte sin ponerte unas gafas de buceo y asomarte bajo el mar.

 

railay con niñosBueno arrancamos y nos vamos al muelle de los Long Tail que esta calle abajo a la derecha de la playa. Y por 400 Baht los dos (ida y vuelta), Gemma no paga, nos vamos a pasar el día a Railay con niños. Le pedimos que nos deje en Phra Nang beach. 

Railay con niños

Railay es un lugar, en Krabi, ideal para el relax y la desconexión. Es un lugar enfocado a mochileros y escaladores, ya que en ella hay una excelente zona de escalada reconocida internacionalmente. Railay es una pequeña península con playas a ambos lados, Railay East y Railay West, y varias calas en los alrededores como Tonsai , zona de escalada, o Phra Nang beach donde vamos .

La idea de venir aquí ha sido un poco la desconexión. Railay no está conectado por ninguna carretera debido a los altos acantilados de piedra caliza que lo rodean. La única manera de entrar y salir de Railay es en barco. Esto da a Railay un ambiente como de isla y lo más importante no hay coches. Por lo que algo a no tener en cuenta con los niños.  Su medio de transporte aquí es a pie.

Tiene diferentes actividades para hacer pero no todas son recomendables (excursiones a pie) con los más pequeños. más que nada por su dificultad. Pese a ello es una excelente zona de actividades como kayak, snorkel y escalada o un lugar excelente para darse un masaje o hacer un curso de cocina. No tendrás problema en alquilar alguno de estos servicios a lo largo de la zona de hoteles.

Phra Nang Beach

En la playa de Phra Nang a mano izquierda (mirando al mar), verás la Cueva de la Princesa (Tham Phra Nang Nok). Está dedicada a una princesa hindú que tras naufragar su barco, consiguió refugiarse en ella y su espíritu todavía esta presente. Contiene una serie de esculturas fálicas, guirnaldas y obsequios. Al lado de la cueva original hay otra pequeña cueva que contiene elementos similares. Pese a que las ofrendas comunes son las flores y los palillos de incienso, también es frecuente como ofrenda las tallas de madera en forma de falos. Lugar muy venerado por los locales se asocia a la fertilidad y en ella las parejas tailandesas piden buena suerte para tener hijos 🙄.  Después de la visita y un buen momento de relax al sol, salimos dirección Railay East.

railay con niños

Para llegar esta señalizado un pequeño sendero justo a pie del acantilado que da a parar a un paseo de cemento hasta Rail East. En el trayecto te puedes encontrar a monos. Cuidado con ellos, se acercan bastante y no tienen miedo. Si ven algo en las mochilas de comida pueden acercarse y llevárselo. Todavía recuerdo como una chica inglesa corría detrás de un mono que le había robado una riñonera con toda su documentación y se perdía entre la selva. Que desastre. Bueno este paseo son unos diez minutos más o menos. Desde aquí cruzamos a Railay West  a comer que son otros cinco minutos más. El camino es agradable. Nos dirigimos a la zona de Walking Street.

Comer barato en Walking Street

Encontrar para comer en Railay con niños no es ningún problema. Todos los complejos cuentan con restaurantes pero la zona del Walking Street presenta una oferta de comida buena y económica. No esperes restaurantes de lujo y prueba la comida de bares con techo de paja y sillas de plástico. Nosotros comimos en  el Restaurante Mangrove, lugar recomendado en un blog de viajes inglés y que la verdad estuvo genial. Comimos unos pescados a la brasa aderezados con una salsa tailandesa que aporta potencia al plato combinando cilantro, limón, salsa de pescado, azúcar y un punto picante muy suave de chile machacado. Esto acompañado con arroz y unas cervezas fueron más que suficientes.

Continuamos dando un paseo por la zona y terminamos en la playa esta vez en la Railay West esperando la guinda al día de hoy. Pues sí por que yo también lo valgo, nos tomamos un combinado en un lugar realmente digno de ello el Flame Tree. Un bar a pie de playa justo delante de Walking Street con los típicos futones tailandeses con una inmejorable puesta de sol. Mientras Gemma puede estar jugando sin ningún problema en la arena. Genial!

Tras esto, cogemos un long tail que nos lleva a Ao Nang en 10 minutos. Y acabamos el día comiendo en el paseo de la playa unos creppes salados con verduras salteadas que se han hecho un lugar a partir de este día en nuestros recuerdos.

Photo encabezamiento Mo Baghdadi
Photo final Andreas Brücker