De Pai a Krabi

De Pai a Krabi

0

Nos levantamos pronto. A las 06:30h. En principio, nos espera un trayecto hasta Chiang Mai, llegar al Aeropuerto de Chiang Mai y un vuelo hasta Krabi.

Nos preparamos para 4 horas aproximadamente de recorrido en coche. Conociendo la debilidad por el aire acondicionado, nos preparamos unas chaquetas, unos fulares y algo de comer que he comprado en el 7- Eleven mientras Thais despierta a Gemma. Devuelvo la moto. Me devuelven la fianza de 1000 Baht y los 300 de los cascos. Llego al Hotel y hacemos el Check out mientras llega nuestro coche.

No son ni las 08:00 h. cuando nos ponemos en marcha. A esta hora todavía no hay casi tráfico. Las furgonetas con extranjeros todavía no estan realizando el trayecto.

El chofer se porta de manera increíble y consciente de la verdadera necesidad que nos ha llevado a solicitar sus servicios, conducir tranquilo, nos lleva con cautela todo el trayecto de curvas.

Las chicas duermen y yo disfruto de mi Ipod mientras vamos acercándonos a la ciudad.

De Chiang Mai A Krabi en avión

El aeropuerto de Chiang Mai. El Aeropuerto Internacional de Chiang Mai  está situado a  3 km del centro de la ciudad. Es unos de los más importantes del país y es el principal aeropuerto del norte de Tailandia. El Aeropuerto Internacional de Chiang Mai es muy pequeño y familiar.

Ofrece todas las prestaciones necesarias como restaurantes, zona wifi y zonas de descanso. Vestíbulo, mostrador de información, servicio de devolución de IVA, equipaje, centro médico, servicios postales, sala de oración y de fumadores y un punto de información turística.

Fácil de recorrer, ya tenemos todo preparado y las maletas embarcadas cuando falta una hora para que salga el vuelo.

El vuelo nos coge muy cansados del trayecto de Pai. Se trata de un avión cómodo de la linea Thai airways que viaja casi vacío. Nos sirven de comer un pollo con arroz delicioso y el trato es excelente. Nos da tiempo a comer y caer rendidos hasta la llegada a la escala de Bangkok. Esta escala para nosotros es como si no existiese en el viaje. Ni nos enteramos. Al viajar casi vacío. Ocupamos dos filas y como los reposa brazos se pueden retirar dormimos a pierna suelta. Solo recuerdo vagamente el despegue de Bangkok. Ya que ni cambiamos de avión.

Nos despiertan para ofrecernos una merienda de café con pastas, y mientras estamos recuperándonos, a través de la ventana podemos empezar a ver el paisaje Kárstico que va a predominar. La zona de la playa es espectacular. Multitud de islotes están desperdigados en el mar como pequeños monolitos verdes que le dan un aspecto único.

Y pasamos del espectacular norte al increíble sur

Aterrizamos en Krabi a la hora indicada y sin ningún tipo de problema. Maletas a mano, salimos al exterior y cogemos un taxi que por 450 Baht. nos lleva hasta el hotel de Ao Nang, a unos 25 km. aproximadamente.

Pese a que Ao Nang no es ni de lejos la mejor zona de playas de la zona, es el sitio perfecto para desarrollar cualquiera de las actividades de qué hacer con niños en Krabi. Además de un nudo importante de servicios de transporte para poder ver con niños en Krabi todo tipo de lugares.

Para situarse en Ao Nang hay que tomar como referencia el McDonalds, que está muy cerca del paseo de la playa y que vas en dirección contraria a la playa te diriges a Krabi.

La transformación a la que se ha visto sometida Krabi ha propiciado la invasión de Resorts y hoteles de oferta media-alta en la zona. Pese a esto los precios, aunque más caros que en el norte ofrecen una buena oferta de dónde dormir en Krabi con niños.

Nosotros acudimos a uno de los que todavía resisten a la invasión de los Resorts el Anawin Bungalows. Este complejo está regentado por un marroquí casado con una tailandesa. Muy amable te informará de todas las actividades a realizar e incluso te alquilará una moto si la necesitas. Nosotros nos conocemos de años anteriores y decidimos quedarnos aquí por la cercanía a la playa y porque nos hizo un buen precio. Siempre miramos de que el coste del alojamiento no limite el presupuesto de actividades. Hace poco consulté su oferta en internet y lo encontré un poco caro. Como dato a tener en cuenta es su ubicación, muy cerca de la playa. Le da ventaja ante otros alojamientos. Pero eso si, estamos en el sur. Aquí los precios se multiplican. Lejos quedan los precios del Norte.  Pero en este alojamiento prescindimos de desplazamientos por tierra excepto un día. Los demás los hicimos por mar.

De no haber encontrado un buen precio en este lugar seguramente me hubiera dirigido a J Mansion, una opción increíble ofrece unas habitaciones amplias y tiene una azotea en la que descansar con vistas a Railay. Aquí contratamos una visita a Koh Phi Phi por un precio buenísimo.

Llegamos al complejo sobre las 19:00 h. Tras saludar a Moustafa y ponernos al día un poco de las novedades, nos pegamos una ducha y sin fuerzas para nada más, hoy nos globalizamos y, nos vamos al McDonalds que esta justo al lado del recinto. Y de aquí a dormir.

Por cierto, como puede ser que una McChicken en Krabi tenga el mismo sabor que una en Londres y en Barcelona y en….?misterios de la vida.

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *